lunes, 9 de abril de 2012

Los Muertos del Mar

Y el mar entregó los muertos que había en él;(Ap. 20, 13)


Cuando el mar muestre sus muertos
Se arriarán velas henchidas.
Todo navío en su puerto
Anclará por muerte o vida.

Cesarán los desconciertos,
No habrá ya más escondidas.
Nadie se pondrá a cubierto
Del que todo dilucida.

Brotará sangre del huerto,
Sanará muchas heridas,
De aquellos que estén despiertos,
Es palabra proferida
Por Dios en el mundo injerto,
Por testigos transmitida.

Verán los ciegos y tuertos
Sus promesas ya cumplidas.
Los impíos sus asertos
Llorarán en su caída,
Confusos y sin acierto,
Perdición de almas dormidas.

La mujer en el desierto,
Esa que fue perseguida,
No estará ya en suelo yerto,
Ni en la angustia de la huida.

Lo invisible será cierto
Cuando aquél Ángel lo mida.
Los cielos serán abiertos
Y el Rey, mano firme en bridas,
Con su ejército en concierto
Y palabra enfurecida,
De los mártires libertos
Su pregunta encarecida
Despejará de lo incierto
En venganza de homicidas.

Cuando el mar muestre sus muertos,
El día de su venida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario