miércoles, 6 de junio de 2012

El Sol y la Luna

Un sol se desbarranca de lo alto de una nube,
Del tobogán celeste se tira como un niño.
Su negra aya, la noche, lo llama con un guiño,
Lo arropa con su manto mientras la luna sube.


Es el sueño del sol, la luna, y las estrellas
son el país onírico, reinado de otros soles,
por donde aquélla viaja carente de arreboles,
tiritando de frío lanzada como pella.


Temprano de mañana a veces se confunden,
El sol mira su sueño lejos y a la distancia,
Perplejo, no comprende, como su luz difunde


Las formas y colores, crisol de su jactancia,
Y sin embargo en ella las tinieblas se funden
En palidez de muerte, augurio de vacancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario