martes, 31 de julio de 2012

Sequía

Sequía

Arden pastos al sol del mediodía,
sufre el mundo en calor desdibujado.
Vibra el aire bebiendo la sequía,
la tierra es un sepulcro no cavado.

Muere un árbol, de pie, día tras día,
gime el hombre llorando sus sembrados.
En el polvo cabalga la agonía,
el cielo sin señales se ha cerrado.

El viento norte sopla y difumina
espantando las aves con su aliento.
Danza la iguana en curvas viboreando.

Y el cielo calla. El orbe se calcina.
Se ha secado la vida en sus cimientos,
no hay más verdes que vengan coloreando

No hay comentarios:

Publicar un comentario