martes, 31 de julio de 2012

Vestigios

Vestigios

Relámpago en el niño es la inocencia,
que alumbra el corazón del ser humano.
Perdido resplandor de otra existencia
tan antigua y tan ida de las manos.

Eco fugaz que flota en la conciencia
del Verbo proferido cuando sano
revistió a Adán de toda su potencia
viniendo a transformarse en un gusano.

¡Qué rápido se extingue y oscurece!
La sombra con su manto difumina
y cae la noche, sin luna, sin estrellas.

Pero asoma el Lucero y amanece,
la fuente de la Luz nos ilumina,
dando luz sempiterna a esa centella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario