martes, 31 de julio de 2012

Whisky Fierro

Whisky y Fierro I y II

I.
Aquí me pongo a cantar
Al compás de cuatro teclas
Que al hombre que lo desfleca
Una angustia modernista
Como buen oficinista
Con el teclear se embeleca

Pido a los Googles y Bings
Me enllenen la calabaza
Pues de memoria no hay traza
En este mundo afiebrao
Los libros se han escapao
Y naides les dará caza.

Vengan datos poderosos
Vengan todos en tropilla
Que yo sentado en mi silla
No tengo de qué escribir
Al menos podrán suplir
El hueco e’ mi coronilla.

Yo he visto muchos blogueros
Con ciberfans a lo pavo
Discuten con los más nabos
En asuntos de doctrina
En tanto la Deidad Trina
Pierde fieles de ambos lados.

Más ande otro blogger pasa
Whisky Fierro ha de pasar
Todo trago ha de tragar
Y no hay bar que no le cuadre
Tal vez el eterno Padre
Mi vicio irá a perdonar.

Que no se traben mis teclas
Ni me falte la interné
El conectarse es mi fe
Y en estando conectao
Me encontrarán enchufao
Aunque me muera de sed

Me meto en un blog cualquiera
A escuchar un argumento
Y cual si fuera más lento
Mi pensamiento se atranca
Al punto que ya no arranca
Les juro que no les miento.

Yo no soy blog ilustrao
Más entrado a navegar
No tengo donde amarrar
Y del concilio de Trento
He escuchado tantos cuentos
Que me harán apostatar.

Con el teclao en la mano
Ni los progres se me arriman,
Los tradis me desestiman
Y cuando encuentro una punta,
No puedo hacer la pregunta
A la que pocos se animan.

Soy borracho en mi taberna
Y borrachuzo en la ajena
Siempre me di un poco e pena
Pero la hacienda a la vista
No hay ternero que me embista
Con el alcohol en las venas.

Me zambullo en la banquina
Cuando vienen predicando
Los pseudo profetas blandos
Velay, si aparece un duro
Me escuendo detrás de un muro
Hasta conocer el bando.

En la ciber red ¡qué diablos!
El corazón se me espanta
Las ideas se me piantan
Me venden gato por liebre
Me dentra a subir la fiebre
Y el alma se me quebranta.

Soy sombra ¡barajenló!
Del hombre que pude ser
No alcanza con el querer
La pucha si no he estudiao
Para mí que estoy sonao
Nada queda por hacer

Fui escupido en este mundo
Con la natura fallada
Y encima flor de vaciada
Me pegó la educación
Discúlpenme la aflición
No canto sobre pavadas.

Mi carga es vivir esclavo
De una insípida rutina
Las jornadas de oficina
De la nada me hacen dueño
Tan sólo me queda el sueño
De que Alguien me redima.

Ni siquiera del amor
Entiendo el significao,
¡Sotretas! se lo han robao
Pensadores muy sesudos
Enchastrado en un engrudo
Me han dejao empantanao.

Entiendan la confusión
De este vago compungido
Integrarme no he podido
A este mundo aun a sabiendas
De que andando con la hacienda
Se acaba siendo embutido.

II Ayer y Hoy

No me vengan con macanas
De milagros de la cencia
Me hacen perder la pacencia
Lo yupis blackberry en mano
Barrunto no es nada sano
Vivir con esa demencia.

Tiene razón Martín Fierro
En la estrofa que parodio
Enseñan aun más que el odio
El sufrimiento y el llanto
Más también se aprende un tanto
viviendo en constante incordio

Viene el hombre desde cero
A empezar en este mundo
Sin su pasado fecundo
Del que han hecho tabla rasa
Joder, por eso le pasa,
No acierta encontrar el rumbo.

No he conocido ni un día
En toda mi vida entera
Gente que ¡caray! viviera
Sin la runfla iluminista
Que es veneno que se enquista
Muy hondo allá en la mollera.

Hasta al hombre más mentao
Se le sube como hiedra,
Tire la primera piedra
El que no esté salpicao
Ni los monjes se han salvao
Alcáncenme la ginebra.

No sirve ni pa’ consuelo
Recordar aquéllos días
En que la Play no existía
Y espada de palo en mano
guerreábamos entre hermanos
Probando nuestra valía.

Ah tiempos! Si hacían barullo
Los mocosos correteando
Hoy es pa’ morir llorando
El silencio del infante
Con la luz hipnotizante
Del aparato nefando.

Por no hablar de las tenidas
Alegres de juventú
Que en nombre de la salú
Han transformao en cortejo
De un velorio que los viejos
Miramos con un vermú.

Ansí comienza mi canto
Y ansí me di a la bebida
No es que sea la salida
Ni me estoy justificando
Tal vez seguiré cantando
Si conservo la saliva.

III Sirviendo en la Frontera

Tuve en mi depto una vez
Mujer, trabajo y dos hijos
Pero ahora que colijo
Por más buenas intenciones
Si se secan los corriones
Se corta el cinchón, de fijo.

A gatas iba tirando
Remando contra corriente
El cuchillo entre los dientes
Y mis vástagos gateando
El bote fue derivando
Y encalló en una saliente.

Me gustaba en las riuniones
Chuparme con lo que hubiera
Y entonada la sesera
Hablar de más y verseando
Mis coplas iba zapando
Cual tosca de una cantera.

Más quiso un bendito día
Un destino sin encanto
Que se acabaran los cantos
Y dentre a la profesión
Ahí comenzó la junción
Ya comprenderán el llanto.

Se principia con fervor
La carrera de abogao
El dotor es un dechao
De virtudes y justicia
No se encuentra en él malicia
Del bien es abanderao.

No ha de ser grande el impulso
Poco a poco se refala
Lo que en el alma no cala
Ni se aprende de endeveras
Acaba como encimera
Con una cinchada mala.

El problema son los grises
No está clara la frontera
Que está corta la estribera
Que ansí no enlleno el erario
Al final el honorario
Es la única cosa vera.

Y cargao el cinto e’plata
Notable como es de verse
Hasta al más pintao perderse
Sin problemas de concencia
¡Que los resuelva la cencia
No hay por qué comprometerse!

Aura sí lo quiero ver
Con todo el mundo a su alcance
No hay gaucho que no se lance
Contrariando la prudencia
En franca concupiscencia
No hay tesoro que lo amanse.

Pero pior está entuavía
El que falla en la ambición
¡Ah Cristo! que perdición
Meterse en cosa tan queda
Y en no viendo una moneda
La envidia es su maldición.

A tuitos sin distinción
Con mucha y con poca plata
El diablo los desbarata
En un engaño profundo
“Hacéte amigo del mundo”
Que es cosa que al alma mata.

Ahijuna, con el enriedo
En el que acaba metido
Por andar desprevenido
El pobre cristiano en vida
Aunque juir llorando pida
Sólo saldrá malherido.

Y no piensen que en saliendo
Se acabaron los problemas
Una parva de dilemas
Lo esperan al desertor
Se requiere de valor
Pa’ abandonar la colmena.

Al cabo Fierro escapó
Del cantón y de la indiada
Más yo ando a las patinadas
Sin saber pa’ ande encarar
Con la esperanza de hallar
Quién me albergue en su Morada.

IV - El Pulpero – A buena cuenta

Dentre todos los actores
Desta comedia barata
Son pocos lo que hacen plata
Pero igual muchos se pierden
Al becerro se le prenden
Por una o por otra pata.

Gauchos bohemios he visto
Despreciar el circulante
Más poniendo por delante
Las delicias de esta vida
De lo importante se olvidan
En trajín desesperante.

No pocos quieren casar
Con esmero a dos señores
Es de notar los sudores
Que tamaña empresa exige
Al cabo el hombre se aflige
Y acrecienta sus dolores.

P’al que elige los afectos
mundanos sentimentales
Prenda segura de males
En este estofao se hierve
La idolatría lo pierde
Y marcha derecho al Hades

“Acá hay pa’ todos los gustos”
Del pulpero es el modismo
Amando sólo a sí mismo
Se encuentra el gaucho moderno
Flirteando con el averno
Solito va hacia el abismo.

Y ansí en esta pulpería
Que es de ramos generales
No se venden más que males
Disfrazaos de chucherías
Que el bolichero se ría
No hay naides que lo señale.

La pucha, si Fierro vio
El engaño bien clarito
En el aire pegó el grito
Manoteando su facón
Y de tripas corazón
Pudo escapar del Maldito.

Lo mesmo pa’ Whisky Fierro
Le toca hacer la movida
Entre gente comedida
Pa’l engaño pegajoso
Manotée el refaloso
Y acabe con la partida.


V – Gringos en la frontera – La estaquiada

No hai de ser fácil la empresa
La gringada se levanta
Si desafina el que canta
Y a la orquesta no se ajusta
A su cuero a pura fusta
castigarán como en tanda.

No es que me haiga pasao esto,
Para ejemplo hay a raudales
La historia e’ la humanidá
El que habla con claridá
Es cordero al matadero
Si clavada en un madero
Está la misma Verdá.

Y los que van tras sus pasos
Tienen destino de cruz
No se puede ver la luz
Sin pasar por la estaquiada
Así como Job estaba
sufriendo en tierra de Uz.

Siendo que esta es la salida
Quiera Dios que no me espante
Que el miedo no me quebrante
Y su gracia me proteja
No voy si solo me deja
Ni pa’ trás ni pa’ delante

Se amedranta el corazón
El entripado se encoge
No hay macho que no se moje
Cuando lo enhebran al cepo
Pareciera que de prepo
Quisieran que uno se enoje.

¡Malaya!, las vizcacheras
De esta senda pedregosa
Cuando el triunfo es una cosa
Que parece asegurada
Sale el alma rebelada
Y el sacrificio destroza

Y en tocándole una cruz
Puesta pa’ su salvacion
Lo mesmo que el mal ladrón
Se termina condenando
El que se vive quejando
En vez de buscar perdón.

Y dicen, detrás de un velo
Se esconde aquélla Belleza
Que disuelve la tristeza
Y el corazón reconforta
No tener vista tan corta
Pide el criollo cuando reza.

Pero qué decirles yo
Que no lo haiga dicho Fierro
En la hora de mi entierro
Sabré si las papas queman
Y si estas estrofas quedan
O fueron carne pa' perro.
Whisky Fierro VI y VII

VI – Desertor. Las ruinas del rancho

Pero entretanto se muere
El crestiano trajinando
Habrá de seguir bichando
Y habiendo visto el secreto
Su mundo le queda prieto
Parece que se esta ahogando

Y tuito desaliñao
Pega la vuelta al rancho
Espantando los caranchos
Observa su construción
Lo gana la desazón
Al ver aquél zafarrancho

No más ver a sus pichones
Con las boquitas abiertas
Aguardando que le viertan
Más que alimento palabras
Nutrirlos hasta que se abran
Y a la Verdá la consientan.

Menuda proposición
Naides da lo que no tiene
Rezando, si a mano viene
Balbucia el paisano el guión
Sin saber su religión
No andará de parabienes

Y aun cuando mucho sepa
La cosa es comunicarlo
Sacarle la chala al marlo
De una manera prolija
Y que mirando colijan
Cuidando de no quemarlos.

Por no hablar de la patrona
Que lo mira con recelo
Al gaucho hablando del cielo
En de buenas a primeras
Cuando ayer nomás lo viera
Impasible como un yelo

Pa pior cain los de ajuera
Y se meten a opinar
Consejos dentran a dar
Dende el fondo e’ su ignorancia
Pretenden con arrogancia
Su huertita conservar.

A naides han de escuchar
Tienen el verso completo
En kilombos no me meto
Es su lema y su jactancia
A la diosa tolerancia
Le presentan sus respetos.

Ahijuna, se hace difícil
Y en pensar en esto tiemblo
Predicar con el ejemplo
Parece que corresponde
Quien de esta no se esconde
Hace de sí mesmo un templo.

Y ansí le busca la punta
Whisky Fierro a esta madeja
Malo como comadreja
Que le arrebatan sus crías
Si no me ayudas, María
Tu Hijo se nos aleja.

VII – Pelea con el Moreno

Más que ninguno se engañe
Si espera tranquilidá
Vuelve el gaucho a sus quehaceres
Y es una calamidá

El gauchaje habla otro idioma
No logra comunicarse
Quizás él mismo cambió
Y no puede entreverarse.

Y en hablando de entreveros
Apartao de la manada
Viene el Moreno y lo pecha
Y pa defenderse, nada.

Malaya, paisano fiero
Oscuro como carbón
Yo ya quisiera soltarle
Como Fierro mi facón.

Pero este negro es más bicho
Que el que Fierro se achuró
De nada sirve el acero
La pucha que lo tiró

Ahí nomás se viene al bulto
Destilando pura hiel
Pa mi que sólo lo vence
El arcángel San Miguel.

Pero de poco le sirve
La espada al ángel guerrero
Si no viene Tata Dios
Y me lo ayuda, aparcero.

Y en el medio e’ la topada
Queda el gaucho a los tirones
Tuito su cuerpo tajeao
Esto no es pa’ maricones.


Si se salva es de milagro
Duro hueso es de roer,
Mandinga no hai de caer
Hasta llegao el momento
Que sin muchos aspamentos
Lo tiren al lago hirviente.
Entretanto buena gente
Cuidado con el Moreno,
No sea que con el heno
Nos apile el Dios viviente.
Publicado por Whiskerer en 07:33 20 comentarios 
22.12.09

VIII – El ser gaucho es un delito

Parece que ser crestiano
Hoy en día es un delito,
Que tuito el cuento es un mito
Pa pior discriminatorio
Los muertos en los velorios
Se atragantan con el grito.

Asigún la ven venir
Flor de sorpresa se llevan
Y los vivos acá quedan
Imaginando al finao
En el aire reciclao,
O fluorescencia que vuela.


Otros no tan pretenciosos
Ni se meten a indagar
Lo mejor es olvidar
Tan pronto como se pueda
Si clavó guampas la agüela
En algo ha de reencarnar.


Y la tienen con el mono
El big bang y el universo
Con la larva y el escuerzo
Que yo ya no se que soy
Deande vengo ni ande voy
Eso sí, medio disperso.


hay que ver como se juntan
a la hora de morder
a quienes dicen creer
en el Hijo de Dios vivo
Aquél que a este mundo vino
A todos a socorrer.


La pucha, tiene testigos
Fidedignos por doquier,
Milagros si el parecer
anda un poquito entoscao,
Solo hay que ponerse a ver,
Y entender algo cuñao.


Oliendo persecución
Anda el gaucho por el mundo
Por eso nomás barrunto
Que muchos se hacen los sotas
No es que no quieran saber
No quieren probar la bota.


Así andamos los crestianos
Más molestos que forúnculos
Tan solo algunos grupúsculos
Que con su sola presencia
Cual testigo inoportuno
Incomodan la concencia


Aunque es pior el infiltrao
Que intenta disimular
Es delicia el escuchar
Como acomoda la historia
Si solo quiere cantar
No hace falta la memoria.


Y ansí dentran a decir
Que Él no quiso decir esto
Que tal otro fue interpuesto
Por un copista anodino
Los borrachos de Caná
Imaginaron el vino.


¡Ah, maulas, serán sotretas!
Crestianos de letrerito
Deste mundo el saborcito
Se aprestan a degustar
Más no sin reinterpretar
Lo que dijo “Jesucito”.


Ya ni podemos pecar
Contra las leyes de Dios
Como nunca antes se vio
El truco es edulcorarlas,
La doctrina, reventarla
Y a gozar como un campión.


IX – Matreriando – La lucha con la partida.


“Soledad en la turbamulta”
Bien podría ser la portada
Del libro que relatara
Las andanzas del paisano
Que se mantiene crestiano
Apartao de la jarana.


Durmiendo solo al sereno
Como Fierro y sus estrellas
Contra el mundo una querella
A gatas medio entendida
Escapando a las partidas
Que van batiendo sus huellas.


Y en medio e’ la oscuridá
Esquivando los sablazos
Defendiendo a los ponchazos
No sin dar una estocada
Hay que topar la parada
y mantener firme el brazo.


Se atrasa el amanecer
Se nos esconde la luz
Si no fuera porque un Cruz
Sale al cruce al enemigo
La vida sin los amigos
Tendría el olor del pus.


Y en los remansos de paz
Pasada la escaramuza
Empinar la cogotuda
Y no estoy mentando hembras
Sino hablando de ginebra
Andan tullidas mis musas.


Pues ha el baquiano saber
Sin faltar al testimonio
Que el alcohol no es el demonio
Como pretenden hoy día
Disculpenmén que me ría
Busquenló en el putimonio.


A más, me cae simpático
Que el trago sea perseguido
Si la chapa de bandido
La tengo ya adjudicada
Hai caer en la volteada
Tuito lo que es bien nacido.


X. Por culpa de una mujer

Por culpa de una mujer
Mordió Adán de la manzana
Dende entonces no hay macana
Que no le hayan endilgao
Y al pie del Crucificao
Hay una imagen Mariana.


Grandes gozos y miserias
Trai la china pa’l paisano
Más no escapa de su mano
El discernir lo que es bueno
Cuántas han truncao su vuelo
Por culpas de sus hermanos.


De poco sirve mi amigo
Echarle la culpa a Eva
Que si Adán no se subleva
Otro gallo nos cantara
Dios lo crió pa’ que mandara
Y no para ser ameba.


Lo mesmo puede decirse
de nuestras chinas modernas
y si alguno se consterna
por lo que trato e’ decir
antes le debo alvertir
no es pa’ seseras hodiernas.


Que no quieren ser mujeres
Mucho menos ser esposas
Son los dos la misma cosa
Con idénticos derechos
Ya no cobijan los techos
A madres, piedras preciosas.


Difícil esto que canto
Recula el entendimiento
A un ciego de nacimiento
Cómo diablos se le explica
Que de colores salpica
El sol todo el firmamento.


Será por la igualación
De las hembras con los machos
Que hoy hay tanto marimacho
Vivimos entre maricas
Y si alguno los critica
Pasará un tiempo en el tacho.

No, no es culpa de la mujer
Que esté todo de cabeza
Si a la revuelta francesa
La pensaron los varones
Al hombre gloria y honores
Y el orden natural cesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario