martes, 31 de julio de 2012

Whisky

Whisky

Ah Whisky!, un soneto te adeudaba,
Por haber mitigado mis dolores
Por teñir este mundo con colores
Que de mis ojos raudos escapaban.

Un reproche también se atravesaba,
Al nublarse mi mente con vapores,
En el alma perviven escozores,
La sospecha de que algo me quitabas.

Cual un novio esperando en el altar
A su novia, la gran desconocida,
Nos metimos, tu y yo, a naufragar

Burlones, nos reímos de la mar.
El timón libre, la quilla partida
Me trajiste, te debo el amarrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario