martes, 13 de noviembre de 2012

La Fronda


El verde farragoso de la fronda
Abruma en mil matices mi jardín,
El sol navega arriba y con su sonda
No cala del océano el confín.

El vientre de las hojas con sus ondas
Acunan el verdor de mi jazmín,
Con su cresta de blanca espuma oronda,
su chal de argentas flores por botín.

El viento es una corriente marina
Librada a los caprichos del magín
Del roble que sacude en su sentina

Su carga de esmeraldas y un sinfín
de astillas de oro verde de una mina
que custodia sonriente un Serafín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario