martes, 18 de diciembre de 2012

Amanecer

Corta el sol de la noche los colgajos,
La claridad del alba lo precede
Al magno rey que todo lo concede
Por orla de su manto, su agasajo.

No te engrías, oh  rey, pues son andrajos,
No tendrías poder, trono ni sede,
Si no fuera porque todo procede
De más alta Campana, y tú, badajo,

Si no te mecen, no te echan al viento,
Si no te alzan arriba suspendido,
Tu reino entero desde los cimientos

Se hundiría en tinieblas diluido.
Tu préstamo de luz con vencimiento
caería, por siempre fenecido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario