jueves, 21 de febrero de 2013

Luna de Buenos Aires


Flotas en Buenos Aires luna ignota;
Tu llanto de princesa despechada
Resbala por paraguas y capotas
En llovizna de gotas aceradas.

En las calles los ojos que se embotan
Urgidos por la prisa y las miradas
Que se pegan al piso, y tú, remota
Y distante con nubes vas velada.

Sólo un loco, borracho, en la vereda,
Te contempla y asciende en tu hermosura,
Con el alma algo triste, pues le queda

Un vacío espejado en la tersura
De tu piel de mujer envuelta en sedas,
Purísima, inasible, fría y dura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario