jueves, 14 de febrero de 2013

Plegaria


Padre Santo, protege a nuestro Papa,
Sujétalo al timón en estos días,
Defiéndelo, con puño, espada y capa,
Como a Pedro, cuando dudó y se hundía.

Ya sé, Señor, que Tú tienes un mapa,
Mas la Nave está llena de averías,
Tus designios, mi Dios, se nos escapan,
Dános alguien con don de profecía.

Esta niebla, este andar a lo vikingo,
Mete frío en la sangre y en el pecho,
Estoy ciego, Jesús, ya no distingo

Las obras del Maligno de tus hechos.
Este pesar de tarde de domingo
Cuando niño, con sombras al acecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario