sábado, 10 de agosto de 2013

Dos por Tres

Se te ha perdido el Niño, tu más sagrado don,
El dolor te traspasa de ausencias infinitas
¿Donde estará tu Infante? Jerusalén bendita,
¿Que le dirás al Angel? ¿A quién tu desazón?

Te han quitado a Emanuel, jerarcas de Sión,
Ya no parece un hombre, su cuerpo se marchita,
¿Quién podrá verlo en alto? Jerusalén maldita,
Otra vez lo perdiste en la crucifixión.

Aquél anciano santo en el templo predijo
La estocada punzante de dolorosa espada,
Mas dos veces Señora, dos veces no sería,

Te extraviaste con Él, te hiciste crucifijo
Lo hallaste a los tres días, oh Madre alborozada,
Resucitó el segundo glorioso tercer día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario