viernes, 27 de septiembre de 2013

Luz

Luz primigenia, heraldo de los astros,
Que iluminaste antaño a los antiguos,
El hombre junto a Dios, un Dios contiguo,
Fuiste barriendo en el tiempo tus rastros.

Queda algún mito en un viejo catastro
Que dentro suyo esconde un brillo exiguo,
Una verdad que disuelve lo ambiguo,
Tenue fragancia en vaso de alabastro.

El que era Luz de luz que todo alumbra
Nació bajo la estrella levantina
Y en propia luz brilló transfigurado.

Disipó del sepulcro las penumbras
Y en resplandor, de forma repentina,
Retornará en relámpagos alados.












No hay comentarios:

Publicar un comentario