lunes, 9 de diciembre de 2013

Los Días de Rívendel



"Las historias se crearon, más bien, para procurar un mundo para las lenguas que a la inversa. Para mí viene primero el nombre, y luego le sigue la historia". J. R.R. Tolkien (El Arbol y las Hojas, Ibañez Hlawaczek. Vórtice)




Un aire fresco, límpido y afable,
Un corro amigo en sínodo y vigilia,
La luna y el lucero con sus filias
De luz de luz, origen inmutable.

El reto de un teólogo, impensable,
Se afana por saber y no concilia
Oriente y occidente y no lo auxilian
Las runas del anillo, inenarrables.

 Y quedan las tenidas y las horas
La frase exacta, el brindis y sus risas,
Hermanos que vislumbran las verdades.

El alma que silente escucha y ora
Y el tiempo, que ha perdido ya su prisa,
Exhala un no se qué de eternidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario